COLONIAS-NO-SI-EXCURSIÓN
blog

Nuestras primeras colonias

4.9 (97.37%) 38 vote[s]

Hola Familia, una vez más estamos por aquí para hablaros de nuestras inquietudes y nuestros miedos, con la intención de poderos ayudar siempre.

Hoy vamos a  hablaros  de las colonias de nuestros hijos. Para los que no sepáis  de que se trata, o se llame de otra manera, os explicare nuestra experiencia.

Que son las colonias?

Es una escapada, excursión, a una casa donde depende del curso o colegio van más o menos días, y se van bajo la supervisión  de sus profesores/as ,en nuestro caso fueron dos días y una noche.

Como ya sabéis los que nos seguís, yo tengo un niño de 5 años y en su colegio empiezan las colonias en p5, aquí es donde empiezan las dudas, y más si eres madre primeriza como yo, empiezan tus miedos.

Mi experiencia como Mamá

Pase por varias fases:

Primero me plantee, como lo voy a dejar ir si tiene solo cinco años y si   le pasa algo?,

Luego pase por la fase de, tengo que dejarle ir, no puedo transmitirle mis miedos se lo pasara bien, así que pague la primera cuota, al día siguiente ya me había arrepentido, pero me dije a mi misma no, Arantxa no , pues me tire así hasta que llego el gran día. Siempre he intentado, que el niño no viera ni notara mi inquietud y mi miedo, yo siempre lo animaba aunque él era reacio también a ir, pero teníamos que dar el paso para darle seguridad en el mismo, que pudiera ver que se vale por sí solo, aunque no estuviéramos ahí.

Iba contento, y yo haciendo el “paripé”, demostrando, que estaba súper contenta de que fuera, nada más lejos de la realidad, cuando se fue con el autobús , me pegue un panzón de llorar, que ya os podéis imaginar.

Recuerdo que antes de ser madre me decían” ay lo que se sufre por los hijos”, y yo pensaba, pues no será para tanto, que gente más exagerada, hay una “cita” , “ frase hecha” que dice: NO ESCUPAS PARA ARRIBA PORQUE TE PUEDE CAER EN LA CARA... así fue, en toda la cara, me había convertido en esa madre, de las que yo pensaba que eran exageradas, madre mía que dos días pase.

El día que volvían, estaba allí la primera, en plan (por dios quiero ver a mi hijo ya) y cuál fue mi sorpresa que cuando bajo del autobús venia con una cara rara, y yo pensando ufff, no tenía que haberle dejado, veras lo que me cuenta.

Otra vez mi  miedo y mi preocupación salieron a flote, cuando entramos a la clase a buscarlos nos hicieron una broma, diciendo que lo había pasado fatal, que había sido muy aburrido, y cuando la profesora les hizo la señal, todos gritando …es mentiraaa, mi hijo vino hacia a mi saltando, gritando, y diciéndome: que bien me lo he pasado mami, gracias por dejarme ir, ahí es cuando me dije a mi misma, has hecho bien, solo eran tus miedos y los has superado.

Así, que intentar no pasarles vuestros miedos a vuestros hijos, son vuestros y no de ellos.

Como preparar la mochila y que llevar.

ccompartir-mochila-colonias

Desde el colegio nos dieron pautas que la verdad, fueron muy útiles: Es muy importante que preparéis con vuestros hijos la mochila así ellos sabrán, que ropa llevan, en nuestro caso, las bolsas las decoro mi hijo, haciendo un sol en la bolsa de día y haciendo una luna en la bolsa de noche, en la bolsa de la ropa sucia su nombre con “gomets” (pegatinas) de estrellas

-Mochila o bolsa grande

-Saco de dormir

-Un par de bambas deportivas de recambio

– Una linterna

– Neceser (toalla pequeña, cepillo de dientes, pasta de dientes y un peine)

– Gorra de sol

– Una bolsa grande para la ropa sucia

– Una muda para el segundo dia en una bolsa marcada, que ponga dia

– Un pijama dentro de una bolsa marcado, que ponga noche

– Una muda en una bolsa, donde ponga recambio (por si hiciera falta)

Beneficios de ir de colonias

1º- Se fomenta la autonomía, aunque están continuamente vigilados por los profesores y  monitores, los niños tienen que espabilarse por si mismos y encargarse de sus cosas.

2º  Los niños practican las habilidades sociales, aprenden a compartir, y a respetar a sus compañeros. Se crean lazos con los compañeros de estancia, los profesores y los monitores. El estar tantos días y tantas horas juntos resulta muy positivo a nivel de convivencia.

3º Se trabajan hábitos: recoger sus platos, lavar dientes, cosas simples. No me equivoco si digo que muchos de los padres de hoy en día se lo damos todo prácticamente hecho. Las colonias son una buena manera de que los niños vayan adquiriendo hábitos, y los no tan niños, ya que la adolescencia lleva lo suyo, a recuperarlos y reforzarlos.

Y hasta aquí la entrada de hoy.

Esperamos que te haya gustado y que te sirva para que sepas, que no eres la única que tiene miedos.

Déjanos un comentario, estaremos encantadas de leerlo y compartirlo.

Te invitamos a que te suscribas y así poder recibir todo lo que vaya pasando por aquí y que nos puntúes, en las estrellitas de arriba, dándonos mucho amor.

Aquí abajo te dejamos nuestras redes sociales, donde nos podrás encontrar y hablar un poquito mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *