embarazo laia
blog,  embarazo

Embarazo Laia

5 (100%) 20 vote[s]

Hoy quería traerte una entrada mas intima, de esas que se hace charlando con un/a buen/a amigo/a, tomando una taza de chocolate calentito, disfrutando de su aroma lleno de cariño y degustando sorbo a sorbo su rico sabor.

Elige tu bebida favorita, e imagínate esta charla como si leyeras un libro al que acaricias la portada, abres dejando atrás la portada y te paseas por sus palabras, frases y párrafos porque aquí te traigo un trocito de mi vida que quiero compartir contigo.

Para que entiendas un poco mas sobre mi manera de pensar o entiendas mi manera de actuar, me remonto unos años atrás.

Nadie te prepara para las malas noticias y estas suelen caer como un jarro de agua fría, después de mi 26 cumpleaños, dos días después de celebrarlo con mi familia mi padre nos da la gran noticia. ” Me marcho “.

Muchos pensareis que al tener 26 años no tiene porque afectarte en gran parte, eres adulto/a pero la verdad es que a mi si me afecto. Siempre pensé que mis padres estarían juntos y embejecerian juntos…la triste realidad es que no iba a ser así.

Pese a mi primer impacto por la noticia, debo decir que no hay mal que por bien no venga y es que suelo ser una persona que intenta sacar algo positivo de todo, ver el vaso medio lleno y eso me ayudo muchísimo a estar al pié del cañón y apoyar a mi madre en todo lo que hiciera falta o eso e intentado.

¿ Porque explico esto ? Porque aunque una de las partes intente no exponer o proteger a los hijos, estos acaban sufriendo si los padres no se ponen de acuerdo. Es algo de lo que he aprendido.

Después de haber superado la separación de mis padres y si te lo estas preguntando, decir que, la relación con mi padre podría ser muchísimo mejor si el quisiera, llegó el dia en que decidí, junto a mi pareja, dar un paso mas allá en nuestra relación y lanzarnos en la búsqueda de nuestra primera hija.

Suelo ser una persona impaciente y me gusta tener las cosas bastante planeadas por lo que todo este mundo de maternidad, embarazo, etc. se me iba de las manos y me provocaba muchísimos miedos y incertidumbres. Siempre solía decir y pensar ” No es el momento “ y la verdad es que nunca es el momento, puedes ponerte miles de excusas…y eso es lo que hacía yo, hasta que decidí que si seria mi momento, rectifico , nuestro momento. Porque si algo he aprendido, es que quería que fuera parte de los dos.

Busque muchísima información acerca del embarazo y entonces, me di cuenta que quedarse embarazada no era tan fácil como mucha gente cree, tiene su dificultad, meses de espera…vamos no me lo esperaba. Así que sabía que me costaría esperar, porque cuando quiero algo y tengo que esperarme…

Así que tomamos una decisión, ir probando y que ya nos quedaríamos, sin prisas, sin frustrarnos en los intentos…y puede que haya sido por esa filosofía que llegó antes de lo previsto. No tardé ni dos meses en quedar embarazada. 

Con esto no digo de que sea fácil o que es cuestión de pensamientos. Yo pensé en que seria difícil para hacerme mas llevadera la espera y así si iban pasando los meses y tenia negativos, no cayera en la espiral de la desesperación ni en un estado de depresión.

Recuerdo ese momento, yo llevaba unos días diciendo que notaba como si tuviera una pelotita, aun no sabia que estaba embarazada, y puede que haya sido casualidad, una parte de mi pensaba que seria un dolor de la regla ya que se me aproximaba el dia, otra parte de mi no paraba de imaginar, ¿ y si…estaba embarazada ? Así que como soy tan impaciente, si lo reconozco…fuimos a comprar un test de embarazo, el típico que marca las rallitas. 

Fuimos a casa y me puse tan nerviosa que no quería hacerlo, no quería leer un No. Se que había dicho que me preparé para la espera, para ir despacio…la verdad es que no lo hice bien como puedes leer. Hasta que mi pareja me dijo tranquila, tu hazlo si quieres, si es que no, no pasa nada, seguiremos intentándolo.

Al final la duda me pudo mas y llegó el gran momento. Las instrucciones eran claras, hacer pipi en una parte para impregnarlo, cerrar y esperar cinco minutos ¿ verdad ? pues yo no tuve que esperar, en menos que canta un gallo marcó el positivo. Pese a eso, y al marcarse en tan poco tiempo mi cabeza solo podía pensar, esta roto…así que salí del baño con el test de embarazo positivo y le dije a mi pareja ” Cariño, esto debe estar roto…acabo de hacer pipí y mira”. El resultado no cambió obviamente para nuestra suerte.

Siempre había imaginado ese momento en como daría la noticia al futuro papá, nunca pensé que  la sorpresa nos la llevaríamos los dos de esta manera, entre llantos y sonrisas, entre palabras cariñosas y arrumacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *