Embarazo Arantxa
blog,  embarazo

Embarazo Arantxa

5 (100%) 2 vote[s]

Hoy voy a contar mi embarazo. Seguro que tú que lo estás leyendo, puede que te  sientas identificada o no, decidas lo que decidas, tranquila, todas tenemos nuestro espacio, y como siempre hemos dicho, cada embarazo es diferente.

Hoy por hoy sigue siendo un tabú y parece que no quedarse embarazada a la primera sea algo muy catastrófico.

Parece que seas un bicho raro, ,y es que te sientes peor por la actitud de los demás hacia a ti que por lo que tú sientes. Luego están los típicos comentarios: “¿que no quieres tener niños?” ,”se te va a pasar el arroz”, “vas a parecer la abuela en vez de la madre” y un sinfín de comentarios dañinos, que tienes que estar muy bien psicológicamente para que todo lo que te digan te entre por un oído y te salga por el otro.

Cuando compre el predictor, y vi ese positivo no me lo podía creer, por fin estaba embarazada. Aunque hubo momentos muy duros de miedos, incertidumbres, lo recuerdo como algo maravilloso, estaba pletórica , guapísima, -nunca me he visto tan guapa- ,la gente ya me lo decía que hasta tenía otro brillo en los ojos.

Cuando me entere que estaba embarazada mi madre estaba malita, tenía cáncer en estado 4, me estuvieron ocultando lo mal que estaba para no disgustarme ya que vivíamos a 900 km y no la veía.

Hablaba con ella por teléfono y si que note las últimas veces, que mi hermana me decía que estaba durmiendo, que no se encontraba bien, solo pude decirle “ mama estoy embarazada” a lo que ella me contesto, “me alegro hija mía”, no volví a hablar más con ella.

Ya la habían sedado, yo no podía viajar era embarazo de riesgo. Una semana más tarde murió.

 El mismo día del entierro empecé a perder, pensé que se acaba todo, acababa de perder a mi madre y  perdía a mi bebe, me fui corriendo para urgencias sangraba  muchísimo, solo recuerdo que decía,”no por favor mamá ayúdame”.

No me hicieron esperar, aunque lo intentaron, pero  me vieron tan mal, que decidieron  atenderme  urgente.

Todo estaba bien, por suerte era un pequeño coagulo de sangre que no tenía nada que ver con el bebe, pero eso si, tuve que estar un mes de reposo en la cama solo me levantaba para ir al lavabo. Era una angustia porque, aunque me habían dicho que todo estaba bien, cada vez que iba al lavabo  y veía la sangre sentía miedo, estaba aterrorizada, siempre nos ponemos en lo peor, pero no era para menos.

Allí donde estés, gracias mamá, por haberme escuchado y haber traído a nuestras vidas, un ángel.

2 Comentarios

  • Caro Rojas

    Yo no tengo hijos, pero imaginé como fue ese momento para ti, que difícil tener que pasar por todo al mismo tiempo, y que fortaleza en momentos tan tristes. Tu mamá donde está cuido a tu bebé de eso no hay duda ❤

    • admin

      Muchas gracias Caro, a veces la vida te pone a prueba , y somos más fuertes de lo que creemos, aquí estamos para compartir nuestras experiencias y poder ayudaros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *